unamiradaalcielo

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

“Aleluya”

A todos nos contaron la historia de Adán y Eva. Vivían en un lugar perfecto, donde nada faltaba y donde se era feliz sin esfuerzo. Cada día agradecían al señor y hacían una alabanza “Aleluya, alabado sea Dios por este paraíso”.
Pero por desobedecer una ley nos expulsaron del paraíso, aunque yo creo que fue mucho peor que eso, no nos expulsaron, sino que nos dejaron en el paraíso pero ciegos. Nos quitaron la capacidad de ver el paraíso en el que vivimos.
Si uno pudiera abrir los ojos y ver, ver lo que nos rodea, los milagros cotidianos, la belleza, el milagro del amor, de la amistad.
Si pudiéramos ver la magia de cada día, los amaneceres y los atardeceres, el poder de la naturale-za. Si pudiéramos ser conscientes de la vida que siempre se abre paso. Si entendiéramos que existir ya es estar en ese paraíso diríamos todos los días “Aleluya”.
Aleluya por poder ser testigos y parte de este milagro. Aleluya por tener la capacidad de emocionarnos. Por ser los únicos seres capaces de reír y de llorar.
Pasamos toda nuestra vida intentando  regresar al paraíso cuando en realidad vivimos en él. Solo hay que abrir los ojos, despertar y verlo. No solo estamos en el paraíso, sino que somos el paraíso.
Aleluya, alabado sea Dios, la vida, la energía o lo que tú creas. Aleluya por eso. Aleluya por el amor, por la alegría y por el dolor. Aleluya por los amigos, hermanos, padres, madres, hijos, aleluya.
Aleluya por ese paraíso en el que vivimos y por el que vale la pena sacrificarse.

Deja un comentario »

Fix you, de Coldplay

Es de mañana y estás ahí a primeras horas del día con ese sueño roto que nunca pudo ser; amando a alguien que arruinó el concepto del amor; con esa pena que necesita ser aliviada pero no encuentras cómo; insatisfecho con lo que eres, con lo que esperabas, cargando la culpa de un error, de un pecado, de ese accidente; en medio del túnel sin encontrar el final, la luz que te lleve a una salida… así pasan las horas, e intentas arreglar tus situaciones pero no avanzas en nada… pasan los minutos y con ellos se agrava cada situación, parece que no hay solución y al llegar a la noche, vuelves a dormir soñando con algo mejor… y al día siguiente todo sigue igual… el pasado se vuelve tu presente y futuro…

Creo que de la peores etapas que podemos pasar en nuestras vidas son momentos en donde pareciera que camináramos en círculos, en medio de la soledad, del dolor, del fracaso y del rechazo y nos volvemos tan egocéntricos que pensamos que nadie puede entendernos y nos encerramos en una esfera depresiva, sin más que hacer, sin más que esperar. Y es agotador dar pasos hacia lo que buscas  porque vas perdiendo la esperanza, la fe y el amor para seguir luchando…

Pero es asombroso cuando una persona que no esperabas sale a tu encuentro y está dispuesta a dar todo por ayudarte, por hacerte feliz y darte la oportunidad de volver a soñar, de volver a amar y de volver a comenzar. No necesita ser perfecto, simplemente necesita ser la luz al final del túnel y tomar tu mano… y cambiar por siempre la historia…

Escucho Fix You de Coldplay (una de las mejores bandas que he podido escuchar) y esto es en lo que pienso… la esperanza y el amor que alguien te puede brindar para poder superar tus peores dificultades, tus momentos más difíciles y siempre te acepta tal y como eres, sin cambiar tu esencia, y dispuesto a curar, a reparar, a consolar todo…

Esta persona que te ayuda puede ser un amig@, padre, madre, hermano, primo… o puede que Dios

Deja un comentario »