unamiradaalcielo

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

La doctrina social de la Iglesia

en junio 9, 2013

La doctrina social de la Iglesia está compuesta por unos documentos de gran importancia, a través de los cuales se trata de conseguir un mundo mejor y concienciar de la gran labor social que ha de realizar el cristiano.

Todo empezó con la encíclica Rerum Novarum, publicada en el año 1891. Su autor fue León XIII. En ella que se denunciaban  los abusos contra los obreros y se establecía la doctrina del salario justo. También condenaba la solución propuesta por el marxismo como contraria a la libertad humana.

La segunda encíclica se denomina Quadragessimo Anno y es de 1931. Su autor fue Pío XI y recuerda los principios anunciados por León XIII y los aplica a la nueva situación marcada por los abusos de los grandes poderes financieros y los conflictos económicos entre naciones.

La tercera encíclica se denomina Mater et Magistra de 1961. Fue escrita por Juan XVIII, quien amplió los temas de la DSI (doctrina social de la Iglesia), al atraso del sector agrícola y la justicia en las relaciones entre países desarrollados y subdesarrollados.

También encontramos Parem in Terris de Juan XXIII, que abarca temas como los derechos humanos y la paz mundial amenazada.

La siguiente es una constitución, Gaudium et Spes, surgida en el Concilio Vaticano II, donde se señala el desequilibrio entre el rápido progreso técnico y los temores que suscita. En esta constitución, se actualizan los principios de la DSI.

La siguiente encíclica se denomina Populum  Progressio y fue escrita por Pablo VI, quien afrontó los problemas  del desarrollo en el contexto de la reciente descolonización .

La única carta que se ha escrito por ahora es Octogésima Adveniens, escrita en 1971 por Pablo VI. Habla de las ideologías contemporáneas (socialismo).

La antepenúltima encíclica se denomina Laborem Exercens, de Juan Pablo II, que define el trabajo como la clave de la cuestión social.

A continuación,  Sollicitudo Rei Socialis escrita por  Juan Pablo II también, pocos años después que Loborem Exercens, y trata sobre la  persistencia del atraso de las naciones pobres.

Por último, la encíclica denominada Centesimas Annus de 1991, se hizo como anniversario de la de 1891, en ella se revisan las cuestiones sociales, el hundimiento del comunismo en Europa y se subraya la necesidad de que las ciencias se fundan en los principios éticos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: